CORNETA CONN CONSTELLATION 38A.

El instrumento que hoy os presento aquí ha llegado a mis manos por una mezcla de necesidad y de causalidad muy curiosa.

Después de mi traslado a Granada, mi compañero de trabajo y yo decidimos que para tocar las fantasías de Arban (se tocan todas en el grado superior) y otros conciertos originales de corneta, se iba a exigir al alumnado la compra de este instrumento, ya que su uso iba a ser continuo durante todo el año.

Buscando por internet información sobre las cornetas, en una de las búsquedas, se hacía mención a las cornetas Conn antiguas, y de que según el año de fabricación, estas hacían gala de unas cualidades y características sonoras y constructivas fuera de lo habitual.

Fruto de esta búsqueda, y de varios meses de caza en internet, me decidí a adquirir este modelo que hoy os presento aquí: la Conn Constellation 38A.

Esta corneta fue construida en Elkhart, el año 1961, por su número de serie 9XXXXX (pueden consultarse los números de serie de las cornetas con en la siguiente dirección: http://cderksen.home.xs4all.nl/ConnSerialsConnBrass.html).

El modelo Constellation es la gama alta de Conn, tanto en trompetas como en cornetas, que luce un acabado superior y una calidad constructiva muy alta. El número 38 corresponde a una serie de cornetas que tienen una campana “especial”, fabricada de cobre con un baño de niquel (campanas Coprion o Electro D), que les otorga un sonido oscuro y grande, tanto que, según la boquilla usada, puede pasar por una trompeta o por un fliscorno. La letra “A” delfinal, nos dice que la entrada de boquilla es de corneta, frente a la “B” que es entrada estándar.

Con todos estos datos, las espectativas puestas en el instrumento eran muy altas, aunque por otro lado, no era la trompeta que iba a usar a diario en mi estudio y repertorio concertístico.

Como podéis ver en la foto, el estado del instrumento es muy bueno, casi perfecto, con algunos arañazos y pequeños golpes que no afectan a ninguna zona vital del instrumento. La boquilla utilizada en la prueba es una Monette AP, habitualmente usadas en la trompeta piccolo. Uso esta boquilla porque el aro de Monette me viene muy bien a mi embocadura, permitiéndome acomodar los labios dentro de la boquilla. Tampoco es un instrumento pequeño, como otras cornetas que he tenido la ocasión de probar. El peso es también algo más elevado que en otros modelos, pero nada preocupante o que pueda perjudicar nuestra ejecución.

El primer sonido efectuado con la corneta me deja muy sorprendido, por su calidez, profundidad y sensación de apertura. Comienzo a trabajar escalas con el instrumento y este no ofrece ninguna resistencia al paso del aire. El registro grave se muestra contundente y poderoso, a la vez que no molesta su sonoridad. El medio tiene una definición cristalina, aunque algo más oscura que en una trompeta normal. El registro agudo se muestra especialmente cálido, con el lab 4 un poco bajo, pero que repitiéndolo y subiéndolo un poco va a su sitio.

La sensación es que se está tocando con una trompeta grande (Mi instrumento principal es una trompeta Monette MUY GRANDE), y choca un poco esa facilidad y dulzura del sonido con esa salida de aire que el instrumento proporciona. La boquilla Monette facilita esa salida hacia el instrumento y favorece el timbre dulce del mismo. Pruebo con una boquilla Conn 1 ½, y el resultado es muy poco afortunado: sonido velado y con un poco de aire, escalas que se cortan y agudo limitado. Definitivamente, mi boquilla con este instrumento es una Monette AP.

Tiene un corrector de afinación en la primera bomba (Trigger), y una anilla para la tercera, por lo cual, no tenemos escusa para afinar las “notas malditas” de la trompeta (Re y Do#). Aún así, para el Re casi no hace falta tocar las nombas, ya que con el aire entra muy centrado.

Paso a tocar la fantasía “Norma” de Arbán para terminar de ponerla a prueba. El sonido dulce de este instrumento en la introducción empasta a la perfección con el piano que me acompaña. Muy clara la entonación en el tema principal, y articulación muy definida y timbrada en las partes virtuosas.

Para terminar de convencerme de que este va a ser mi instrumento, interpreto “Acteón” y la “Fantasía Brillante”, tambien de Arban. Los resultados son muy similares a las sensaciones anteriores. Libertad en el paso de aire, timbre muy agradable, sonido cálido y articulación definida y suelta.

Desde que tengo esta corneta, sigo investigando sobre el proceso constructivo de la casa Conn durante este periodo, y he adquirido dos cornetas más para mi colección privada. Os animo a investigar sobre los instrumentos que tocais, y sobre todo, a quitaros frases aprendidas como “lo moderno siempre es lo mejor”. Hay que experimentar por uno mismo, probar, leer mucho y, después, tomar decisiones.

Por mi parte, decir que esta corneta colma todas mis expectativas, sobrepasando en calidad a todos los niveles, a instrumentos actuales bastante más caros.

¿Qué hacéis todavía por aquí? ¡Venga a buscar por internet información e instrumentos!

Antonioportillo.es utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación de los usuarios. Para más información, consulte nuestra Política sobre el uso de cookies.

Acepto las cookies para navegar por este sitio web